Conectados a la red eléctrica

Grid connected

Los sistemas fotovoltaicos conectados a la red eléctrica son sistemas de energía alimentados por paneles solares conectados a la red eléctrica. Puede encontrar sistemas fotovoltaicos conectados a la red en todas partes: techos de casas residenciales, en la industria, en edificios públicos y en grandes fábricas.

Los sistemas fotovoltaicos conectados a la red eléctrica necesitan un dispositivo de seguridad para desconectarse automáticamente en caso de avería y un contador para la alimentación de la electricidad solar. Un sistema fotovoltaico conectado a la red eléctrica reduce su factura de la luz. Puede vender el 100% de su electricidad o su excedente a su proveedor eléctrico.

Un panel fotovoltaico es carbono negativo, tan solo son necesarios unos cuantos años para producir la compensación de la energía inicial para construir el panel. ¡La vida útil de un panel es como mínimo de 25 años! Los sistemas fotovoltaicos conectados a la red eléctrica son bastante fiables, en Alemania más de un millón de sistemas fotovoltaicos ya han sido conectados a la red eléctrica.

Grid connected

Los componentes básicos de un sistema conectado a la red eléctrica son:

  • Paneles fotovoltaicos que producen electricidad.
  • Sistemas de ensamblaje para fijar los paneles fotovoltaicos.
  • Inversores solares para convertir la corriente continua (DC) a corriente alterna (AC) y para sincronizar la corriente de salida con la corriente eléctrica.